Historia del fabricante

Presentación

La historia de Smith & Wesson se remonta a mediados del siglo XIX, concretamente al año 1852, cuando dos conocidos armeros, Horace Smith y Daniel Baird Wesson, decidieron unir su esfuerzo y talento para formar un pequeño taller de armas en el estado de Connecticut. Dos años después recibieron su primer premio en la Exposición de Baltimore, donde mostraron su primera arma corta.

Los logros de Smith & Wesson son tan numerosos que es imposible entender la historia de las armas de fuego si primero no analizamos y estudiamos el origen y la evolución de este fabricante.

Smith & Wesson fue un líder de la industria desde su fundación en 1852 y continúa a la cabeza del mundo hoy, con innovaciones en el siglo 21. Los revólveres de Smith & Wesson han sido utilizados por profesionales, militares y tiradores deportivos de todo el mundo. También han aparecido en numerosas películas de Hollywood, teniendo un especial protagonismo en la saga del detective Harry Callahan, interpretado magistralmente por Clint Eastwood. También se le conoce por los diversos tipos de munición que ha introducido en el mercado, siendo uno de los más reconocidos el reciente .40 Smith & Wesson. Puede ver los revólveres hoy a la venta en estra sección de www.armasyreplicas.com.

Hoy en día, a pesar del paso de los años, y son ya más de 160 produciendo armas de fuego, Smith & Wesson se ha convertido en una de las principales marcas de referencia de la industria armamentística. Algunos de sus modelos más emblemáticos, como el revólver American del calibre 44 o el famosísimo M29 en calibre 44 Magnum, han ayudado a cosechar su excelente reputación.

También hay que saber que, a sabiendas de que gran parte de la fama de Smith & Wesson proviene de su buen hacer con los revólveres, la firma estadounidense también cuenta con un destacado protagonismo en el sector de las pistolas y armas largas. Dentro de estos apartados sobresalen su colección Lady Smith, las modernas integrantes de la colección Military & Police (M&P), así como toda la gama del calibre .40 S&W y sus armas basadas en la plataforma AR, sea cual sea su calibre, incluyendo en este último apartado las M&P15 del calibre .22, de enorme éxito en nuestro país y que el visitante puede ver en nuestra web www.armasyreplicas.com, en la sección correspondiente.

Smith & Wesson en el siglo XIX - Sus productos

Historia

Horace Smith (1808-1893)

Horace Smith nació el 28 de octubre de 1808 en Cheshire (Massachusetts). Hijo de carpintero, al poco de nacer, su familia se trasladó a la localidad de Springfield donde su padre se empleó en una fábrica armera.

Al cumplir los 15 años (1824), Horace comienza a trabajar como aprendiz en la sección de forja del Arsenal de Springfield, esto le obligará a trasladarse a Newton, en el estado de Connecticut, era una fábrica estatal donde se especializó en la fabricación de bayonetas.

Con el tiempo demostró su capacidad inventiva y hacia 1843, convertido ya en un experto armero, se transada a Norwich, en el mismo estado, donde es contratado por la afamada firma Allen & Thurber, que entonces estaba especializada en la fabricación de armas del tipo "avispero" (Pepper-box), familiarizándose allí con las armas de repetición.

En esta etapa de su vida, también se le conoce por su colaboración en la fabricación de armas para balleneros y por la invención de una bala explosiva usada por dichas armas.

Daniel B. Wesson (1825-1906)

Daniel Baird Wesson nació un 18 de mayo de 1825 en Worcester (Massachusetts) en el seno de una familia de agricultores, actividad que compartían con la fabricación de arados de madera, Daniel trabaja con su padre y asiste a la escuela pública hasta los 18 años.

Su hermano Edwin se estableció como armero en la ciudad de Grafton, donde logró cierto renombre por la calidad de sus armas. Pronto Daniel se contagió del entusiasmo por las armas de su hermano y en 1943 se puso a trabajar con él en la fábrica, situada entonces en Northborough, Massachusetts.

Anteriormente, Edwin Wesson había realizado algunas modificaciones en un diseño original del armero Daniel Leavitt, que desde hacía algunos años competía activamente con Samuel Colt en la generación de ideas y las consecuentes patentes.

Hay que recalcar que la primera patente otorgada a Colt era de febrero de 1836 y la de Leavitt de abril de 1837, esta última le fue entregada antes de que Colt hubiese fabricado un solo revólver, lo que indica que Leavitt trabajaba por su cuenta, sin que hubiera un prototipo de Colt para estudiar.

Este será el inicio de la Massachusetts Arms Cny, en la localidad de Chicopee Falls, Massachusetts. En 1846, recibieron un pedido de 100 revólveres y rifles destinados a pertrechar a una expedición a California. Como no tenían la infraestructura suficiente para afrontar este proyecto en el tiempo establecido, se pusieron en contacto con la Allen & Thurber para subcontratar el pedido. Los beneficios de esta operación sirvieron para sanear temporalmente las arcas de la fábrica.

 

 

Massachusetts Arms Cny. Revolver de bolsillo cal. 28 de 1949 (aprox.)

Revolver Wesson & Leavitt - 1850

Al poco tiempo, en 1850, Edward falleció repentinamente por un paro cardiaco y la empresa pasa a ser propiedad de Daniel, quien intentará reunir todas las patentes de Wesson y Leavitt y reorganizar la fábrica en base a ellas. Un enorme revólver de calibre 10,16 mm (.40"), de un peso superior 1.800 gramos (4 libras) y con una longitud de 381 mm (15 pulgadas), de los que más de 180 mm eran el cañón (7,1 pulgadas), salió al mercado y con buenos resultados, entre 1850 y 1851 se produjeron 800 unidades del modelo original y otros 1000 en calibre 8 mm (.32). Este éxito inicial atrajo la atención de su gran competidor Samuel Colt quién, con la ayuda de su primo, Henry Sargeant, adquiere varias unidades. Animado por la prórroga de su patente hasta 1857, Colt interpondrá una demanda por violación de su patente original. El caso fue llevado a la Corte de Apelación del Distrito de Nueva York en octubre de 1852, un mes después Colt había derrotado a su pequeño competidor, pagando este importantes sumas de dinero en concepto de reparaciones, los pedidos cesaron y la empresa comenzó a pasar por dificultades financieras que la llevaron a ser liquidada y vendida en 1853.

"Los hombres que hacen las armas"

La Massachusetts Arms Cny, considerada como la precursora de Smith & Wesson, continuó su andadura y, tras el vencimiento de alguna de las patentes de Samuel Colt e incorporando algunas mejoras, continuó fabricando armas.

Varios de sus empleados fundaron otras prósperas empresas de armamento, como la J. Stevens Company, que fue vendida en 1915 a la New England Westinghouse Cny, una empresa perteneciente al grupo Westinghouse Electric.

El objetivo era producir un importante número de armas para ser usadas en la Primera Guerra Mundial. Tenían que satisfacer un contrato de más de 1.800.000 rifles Mosin-Nagant para el Zar Nicolás II de Rusia. Otra historia es que, en 1917, cuando ya se habían fabricado 770.000, el Zar fue depuesto y el nuevo gobierno ruso no reconoció el compromiso adquirido y no realizó ningún pago.

Fabricaron también ametralladoras Browning M1918. Ya en la postguerra, en 1920, la parte armamentista de la empresa, entonces denominada como Stevens Arms Cny, fue vendida a Savage Arms. La New England Westinghouse fue finalmente disuelta en 1926.

En 1853 Wesson se asocia con Horace Smith, al que había conocido en la fábrica Allen & Thurber, y fundan la compañía Smith & Wesson. Al principio se dedicaron exclusivamente a comercializar armas de calidad fabricadas por otros armeros, pero pronto comenzarían a diseñar, fabricar y vender las propias.

Los antecedentes de la sociedad

Walter Hunt (1796-1859)

En el año 1846, un ingenioso ciudadano neoyorquino llamado Walter Hunt, que ya había inventado, entre otras muchas cosas, la máquina de coser, el imperdible y la pluma estilográfica, ideó y patentó una munición autopropulsada, la “bala cohete”, consistente en una bala hueca que llevaba alojada en su interior su carga propulsora. También diseña el arma encargada de dispararla, un arma accionada por palanca y con un depósito inferior tubular que portaba la munición y que se denominó como “Volition Repeating Rifle” o Fusil de repetición a Voluntad. La idea original distaba mucho de ser perfecta y en 1849, otro armero llamado Lewis Jennings, consigue la patente de una versión mejorada del diseño de Hunt.

Courtlandt Palmer, un rico hombre de negocios de Nueva York que no tiene experiencia en el sector, aprovechándose de la complicada situación económica, consigue adquirir las patentes de Hunt y Jennings y subcontrata la fabricación de 5000 rifles Jennigs (solo se fabricaron, aproximadamente, 1000 uds.) a la Robbins & Lawrence Arms Cny de Vermont (el primer fabricante, no estatal, de armas de fuego de los EEUU) en donde trabaja como jefe de taller Benjamin Tyler Henry.

 

Con el objetivo de mejorar la versión Jennings del rifle, Courtland Palmer contratará a Horace Smith como jefe de desarrollo, obteniendo en 1851 la patente del rifle Smith-Jennings, de este arma se producirán menos de 2000 unidades hasta 1852, cuando se finaliza la fabricación por problemas financieros.

Leonard Pepperbox - 1850

Paralelamente a las actuaciones anteriores, otro inventor llamado George Leonard, de Massachusetts, había inventado una innovadora pistola del tipo pimentero (“Pepperbox) en 1849 y había contratado al ya consagrado armero Daniel B. Wesson para ayudarle con los problemas de producción.

Este arma no fue un éxito comercial y George Leonard se ve obligado a vender su empresa y sus patentes a la Robbins & Lawrence Arms Cny en 1950, también contratarán a Daniel B. Wesson como superintendente para la división encargada de la fabricación de todas las pistolas tipo Pepperbox.

 

Finalmente, Horace Smith, Daniel Wesson y Benjamin Tyler Henry están en una misma empresa y en un mismo edificio. A pesar de tener reunidos a estos impresionantes armeros en un solo lugar, los problemas no se podrán solucionar.

Rifle Smith Jennings calibre .54 de 1849/50

En lo referente al rifle, la original “bala cohete” de Hunt no realizaba la anunciada auto limpieza del cañón, es más, el propio Lawrence pudo comprobar como, después de tan solo 20 disparos, el orificio inicial del cañón del calibre 50 o superior, se veía reducido a un calibre 25.

Además, el escaso propelente que podía utilizarse provocaba que el arma no contara con la potencia de cualquier otro rifle similar.

El rifle resultó pesado, caro de fabricar y “demasiado complicado”, esto supuso que todo su desarrollo quedara estancado en 1952.

La pistola Leonard resultó un producto bueno, fácil de sujetar y de disparar, con un mecanismo bastante sencillo, en resumen, una buena arma. Su principal problema fue coincidir en el tiempo con el lanzamiento al mercado de algunos productos de Colt, que eran más ligeros, más rápidos, más potentes y más precisos y, consecuentemente, elegidos por los potenciales clientes. Eso llevó a que su producción se abandonara también en 1954.

Louis Flobert - The Cristal Palace - 1851

En 1851 Horace Smith fue enviado a Europa por Courtlandt Palmer para asistir a la que sería la primera Gran Exposición Universal. Esta se celebró en Londres, en un impresionante y novedoso Palacio de Cristal en Hide Park. Allí tenía que conocer armeros europeos e investigar innovaciones en la tecnología de las armas de fuego.

Tomó contacto con el inventor Louis Flobert y aprendió acerca del desarrollo de cartuchos de latón autónomos y munición de percusión anular.

A su vuelta coincidió con Samuel Wesson en que los cartuchos Flobert tampoco contaban con la potencia adecuada y ambos se decidieron por investigar y profundizar sobre este tema, su objetivo era encontrar un cartucho de percusión anular, autónomo y con potencia mejorada. En 1853 presentarán su solicitud de patente por este cartucho y la pistola que los disparaba, consiguiéndola en 1854.

Mecanismo Lever Action y cartucho Volcanic

Horace Smith y Daniel B. Wesson convencen a Courtlandt Palmer para financiar su proyecto de crear la empresa Smith & Wesson, este los financia con 10.000 dólares para la adquisición de herramientas y maquinaria.

Además,  como el empresario es el poseedor de los derechos de patente del Jennings y del Smith-Jennings, los trabajos se iniciarán inmediatamente, mejorando el funcionamiento del mecanismo del arma y desarrollando el Smith & Wesson Lever y un nuevo cartucho, llamado Volcanic, que denominará también a la original pistola.

Smith & Wesson Lever Pistol - 1854

La novedad de este cartucho es que incorpora un fulminante al diseño original, obteniendo un cartucho metálico integral, con todos los componentes unidos, bala, fulminante y pólvora.

Durante sus trabajos en la empresa, Smith hizo uno de los mayores avances en la historia de las armas de fuego: Incorporó un tubo de cobre que contenía la pólvora y la bala y situó el fulminante en una pequeña pestaña en el extremo, había nacido el cartucho metálico de percusión anular. Estos serán los primeros productos fabricados por la Smith & Wesson Company en un pequeño taller de Norwich (Connecticut). Poco después contrataron a Benjamin Tyler Henry como responsable comercial de la nueva compañía.

Smith & Wesson Lever Pistol - 1854

Estos serán los primeros productos fabricados por la Smith & Wesson Company en un pequeño taller de Norwich (Connecticut). Aun siendo productos muy innovadores, hay un problema complicado que está aun pendiente de resolver: La expulsión del cartucho usado es casi manual.

Poco después contrataron a Benjamin Tyler Henry como responsable comercial de la nueva compañía.

Oliver Winchester (1857-1880)

Su invento no ha conseguido el éxito esperado, lamentablemente, la bala autopropulsada sólo conseguía una velocidad inicial de 150 m/s y no se haya una forma de expulsión de la vaina utilizada. Con sólo 17 meses en el mercado, Courtlandt Palmer comienza a buscar la forma de recuperar su inversión, consigue la entrada de nuevos socios con capital y reorganiza la empresa, que pasará a denominarse como Volcanic Repeating Arms Company en 1855. A cambio de 25.000 dólares, la nueva firma conservará patentes y todos los derechos sobre los diseños de rifles, pistolas y municiones, abandonando definitivamente Courtland Palmer el negocio de las armas de fuego. Sólo se llegaron a fabricar unas 3.000 unidades entre 1855 y 1857, fecha en que cesó totalmente su producción.

Uno de los nuevos y principales socios de la firma era un rico industrial textil, Oliver Winchester, como vicepresidente, forzó la insolvencia de la Volcanic Arms y a finales de 1856 asumió su titularidad y trasladó la fábrica a New Haven, Connecticut, allí se reorganizó como la New Haven Arms en 1857. Curiosamente Oliver Winchester haría del diseño de estas armas el embrión de los famosos rifles Winchester.

Benjamin Tyler Henry (1821-1898)

Horace Smith y Daniel B. Wesson recibieron 65.000 dólares y 2.800 acciones de la empresa. Smith se volvió a su casa de Springfield y Wesson permaneció como administrador durante 8 meses. Benjamin Tyler Henry regresó a su trabajo en Robbins & Lawrence pero volvió al poco tiempo, siendo contratado como superintendente. Experimentó con una nueva munición, modifico el diseño de la acción de palanca Volcanic para usar dicha munición y así nació el fusil Henry en 1860, fabricado ya por la New Haven Arms, fue utilizada en grandes cantidades por el Ejército de la Unión en la Guerra Civil.

En 1866, ya finalizado el conflicto, la empresa sufrió una nueva reorganización y nació la famosa Winchester Repeating Arms, en esta se realizaron modificaciones importantes del Henry, naciendo el rifle modelo 1866, este usaba la misma munición calibre .44 del Henry pero entre otras características, destaca la puerta de carga en el lado derecho del cajón de mecanismos, que fue inventada por Nelson King, y que por primera vez llevaba un guardamanos de madera.

Rifle Henry a la venta en la actualidad
Winchester 1866 - Diferentes modelos

Ambos rifles compartían una única aguja percutora doble que golpeaba al cartucho en dos puntos, aumentando la probabilidad de ignición del fulminante y los 1’8 gramos (o más) de pólvora negra de la vaina. El modelo ha sido comercializado en muy diferentes estéticas, tamaños y acabados.

El mítico "Yellow Boy" o Chico amarillo, por su característica caja de mecanismo de color latón y fabricada en realidad en un bronce denominado "gunmetal".

Este modelo fue seguido del 1873, el que introdujo el primer cartucho de fuego central de Winchester, el .44-40 WCH (Winchester Center Fire).

Al 1873 le siguió el 1876 o modelo Centenario (“Centennial Model”), de mayor tamaño y que compartía palanca de enlace del cierre y elevador de cartuchos con el Henry. Fue recamarado para usar calibres mayores, .45-60 WCH, .45-70 WCH y 50-95 WCH, pero no podía con el .45-70 Goverment, calibre reglamentario del Ejército en esas fechas.

Winchester 1886 - .45-70 (De 1890)

El objetivo se lograría con el modelo 1886, diseñado por John Browning, que se había incorporado a la empresa en 1883. Este último se ha distinguido por diseñar hasta siete series diferentes de rifles y escopetas.

Varios de dichos modelos pueden ser adquiridos hoy en día a través de otras compañías, como Browning, Rossi, etc.

Oliver Winchester murió en diciembre de 1880 y su hijo y sucesor falleció 4 meses después. Pero volvamos a 1856, a cuando Wesson se reúne con Smith para fundar la Smith & Wesson Revolver Company en Springfield… donde sigue en la actualidad.

Winchester 1886 .45-70 Govt. "Deluxe Case Hardened" (Catálogo actual)

Los inicios de Smith & Wesson

1856 es el año en el que muchas de las patentes de Colt está a punto de expirar, en la recientemente creada fábrica de Smith & Wesson se está trabajando duro para obtener un prototipo de un nuevo revólver. Un acontecimiento va a marcar el presente y futuro de su taller y de toda la fabricación de armas.

Patente 12648 - Rollin White

Patente 12649 - Rollin White

- 3 de abril de 1855:

 

El armero Rollin White, empleado de Colt, patentó con los números 12.648 y 12.649 un revólver de retrocarga, es decir, llevaba un tambor con las recámaras abiertas de delante a atrás, con lo que se ganaba en tiempo de recarga y permitía la utilización de cartuchos metálicos de fuego anular.

Con los documentos en la mano, visitó a Samuel Colt y le ofreció su invento, este, no solo desdeñó el invento, también despreció, humillo y despidió a su inventor (algo de lo que se arrepentiría toda su vida).

Enterado Rollin White de que Smith & Wesson estaban trabajando en un proyecto similar, contactó con ellos, llego a un acuerdo y estos se hicieron con todos los derechos de su invento.

Samuel Colt (1814-1862)

El acuerdo al que llegaron ambas partes consistió en que, en lugar de hacer a White miembro de la empresa, como era habitual en casos como este, convinieron en pagarle una comisión de 0,25 dólares por cada revólver fabricado. Esto convertía a White en el único responsable de la defensa de sus patentes en posibles juicios, lógicamente, esta circunstancia alejaba a la Smith & Wesson de posibles enfrentamientos judiciales ruinosos, de los que ya tenían algo de experiencia, era un acuerdo muy ventajoso para una empresa nueva y que tiene todo un mercado mundial por explotar (...y que defender).

Así se convirtieron en la fábrica de revólveres más importante del mundo, disponían del monopolio norteamericano para la fabricación de revólveres de retrocarga hasta la fecha de finalización de la patente en el año 1869. Esta pequeña nueva fabrica llamada Smith & Wesson había finalizado de esta manera con el clásico sistema de avancarga.

Para hacerse una idea de la inmensa diferencia entre los revólveres fabricados por ellos y sus competidores, podemos ceñirnos a las crónicas de la época, que asignaban, en manos de un tirador experto, 26 segundos para cargar y disparar un Smith & Wesson contra los 60 nevesarios para efectuar la misma operación con uno de la firma Colt.

Smith & Wesson nº 1 - .22 corto Variante 1 (1857-1860)

Su primer arma de retrocarga salió al mercado en 1857.

 

Era un pequeño revólver de bolsillo, denominado Nº 1, de calibre .22 Corto Rimfire (munición anular).

Con el inicio de la Guerra Civil, las solicitudes de este revólver para defensa personal, por civiles, militares de cualquier grado y de ambos bandos, sobrepasaron toda su capacidad de producción.

Diferentes empresas infringieron la ley y lo copiaron, esto ocasiona que White tenga que proteger su patente en numerosos juicios. En muchos de ellos, como parte de las sentencias emitidas y además de las compensaciones, se obligaba a que los fabricantes sancionados estamparan en sus revólveres “Fabricado por Smith & Wesson”. Finalizada la guerra, el Gobierno de los EEUU llegó a considerar como excesivo el trabajo realizado por White para la protección de su patente, llegando a estar acusado de retardar el avance en el desarrollo de las armas de fuego en América. Del revólver S&W nº 1 se enumeran 3 variantes claras, destacando unicamente las diferencias principales entre ellas, vamos a distinguirlas.

Smith & Wesson nº 1 - .22 corto. Variante 1 (1857-1860)

La primera, menos común y de la que se fabricaron menos unidades, unas 12.000 entre 1857 y 1860, se caracteriza visualmente por tener una pequeña placa lateral redonda, por su martillo articulado y por el perfil redondeado del armazón desde la parte final del cilindro hasta la empuñadura.

Smith & Wesson nº 1 - .22 corto. Variante 2 (1860-1868)

La 2ª variante (1860-1868), se han producido unas 110.000 armas y es facilmente diferenciable de la 1ª ya que la placa lateral es de mayor tamaño y forma irregular, el martillo es de una sola pieza y se pierde el perfil redondeado del armazón, que pasa a ser plano, facilmente para agilizar su producción.

Smith & Wesson nº 1 - .22 corto. Variante 3 (1868-1882)

La 3ª variante (1868-1882), de diseño muy diferente a los dos anteriores, con cañón redondo, tambor acanalado y empuñadura redondeada con forma de "cabeza de pájaro". En total se fabrican unas 131.000 armas en diferentes acabados, plateado níquel, acero azulado o una versión mixta mezcla de ambos.

Smith & Wesson nº 2 - .32" Rimfire - Army Model (1861-1874)

Smith & Wesson era el único fabricante que podía ofrecer revólveres de retrocarga durante el periodo de la Guerra Civil, el revólver Modelo 1 existente del calibre .22, si bien era considerado excelente para la población civil, era claramente muy poco satisfactorio para los militares. En Smith & Wesson son plenamente conscientes de ello y esto les obliga a decidirse por sacar al mercado un arma basada en el modelo 1 pero de un calibre superior y también de mayor tamaño. En 1861 comenzará la producción del Modelo 2 en calibre .32 Rimfire, con un cilindro liso con capacidad para 6 cartuchos y con cañón de 5 ó de 6 pulgadas. El arma es un gran éxito desde su lanzamiento al mercado, además de civiles, militares de todas las graduaciones lo adquirirán a nivel personal para su defensa y hay testimonios de su uso en numerosas batallas, se estima que un gran número de los 40.000 producidos durante el conflicto, sirvieron en el frente, este puede ser el motivo por el que también sea conocido como "Smith & Wesson nº 2 Army Model". A pesar de su éxito, el arma nunca ha obtenido contratos del gobierno (exceptuando una compra estatal en Kentucky en 1862 realizada a un importante distribuidor de Cincinnaty). Destacar el que era propiedad de Rutherford B. Hayes, activo militar en diversos frentes, que fue nombrado General de Brigada en enero de 1865 y que después fue Presidente de los Estados Unidos. Su revólver se conserva en la Biblioteca Presidencial que lleva su nombre en la localidad de Fremont, estado de Ohio. En total se fabricaron 77.185 revólveres entre 1861 y 1874.

El tercer revólver de Smith & Wesson, denominado Modelo 1 1/2, es un arma del tamaño modelo 1 pero con el calibre .32 del modelo 2. Disponía de un  tambor para 5 cartuchos. Se ha fabricado desde 1865 hasta 1892, con un total de casi 225.000 unidades de sus 3 variantes.

Las 1ª y 2ª se diferencian claramente de la 3ª, denominada como "Single Action" (recibe este nombre esta última al producirse el armado del arma igual que en el modelo denominado Smith & Wesson .38 Single Action fabricado en los mismos años) por tener la palanca de liberación del cañón en el lateral del armazón, justo delante del gatillo. En la tercera variante, llamada "Top Break" (apertura superior) la palanca esta en la parte superior del marco, justo delante del martillo (también como en el S&W .38 Single Action). La primera dispone del tambor totalmente liso y la culata cuadrada, en la segunda, el cilindro es acanalado y la culata es redondeada. Todos se fabricaron en diferentes acabados, niquelado, acero azulado y se realizaron unidades ricamente grabadas o con empuñaduras en diferentes materiales. En la versión "Top Break" se aprecia la falta de la varilla de expulsión inferior y la inclusión del mecanismo correspondiente que funciona al abrir el arma. Este revólver marca el inicio del cartucho .32 S&W de percusión central.

Smith & Wesson Modelo 1 1/2 en sus 3 opciones. Se fabricaron casi 225.000 uds. desde 1865 hasta 1892.
Smith & Wesson nº 2 - .38 Single Action "Baby Russian"

El Smith & Wesson Modelo 2  / Smith & Wesson .38 Single Action.

 

Es la evolución o el hermano mayor de la tercera variante del S&W Modelo 1 y 1/2 pero en calibre 38 S&W y con tambor para 5 cartuchos del tamaño indicado. Se ha producido desde 1876 hasta 1911 con tres modelos o variantes que en total sumaron más de 223.000 revólveres. Es un "Single Action Top Break", es decir, un revólver de acción simple, el martillo es armado manualmente antes de cada disparo, y con el mecanismo de apertura en la parte superior del cuadro del arma, justo delante del martillo.

La primera serie disponía de un cañón de ánima lisa o sin estrías y en la parte inferior del cañón tenía un largo estractor, muy similar al Modelo 3 Russian, por ello se le denominó como "Baby Russian". La segunda dispone de un sistema de inyección y estracción más pequeño y eficiente y no lleva la cubierta exterior. En ambos casos disponían de un gatillo del tipo espolón y no llevaban guardamonte. El tamaño de cañón habitual era de 3'5, 4 ó 4'5 pulgadas, pero se pueden encontrar algunas emisiones raras con cañones de 6, 7, 8 y hasta de 10 pulgadas. La tercera variante del .38 Single Action se inicia en 1891 y finalizará en 1911, el gatillo tiene forma estándar y va protegido por un guardamonte. Una excepción la constituyen los 2000 revólveres denominados como "Mexican Model", con gatillo recto y sin cubierta para un contrato del Gobierno de Méjico.

Estamos realizando modificaciones, pronto accedera a esta sección con normalidad.

El presente artículo se elabora con la intención única de informar a los visitantes de la web. Toda la información y fotografías proceden de diferentes medios consultados de uso público y en los que figuran de forma libre para su redifusión, pudiéndose haber hecho un resumen del original. Si considera que algún texto o imagen están protegidos y no tendrían que figurar aquí, por favor, póngase en contacto con el administrador de la web por correo electrónico: info@armasdefogueo.es.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Santos Ignacio Crespo Santillana